Este blog está dedicado al relevamiento de la obra completa del arquitecto de origen noruego Alejandro Christophersen perteneciente a una red de blogs patrimoniales que abarcan el período desde 1880 a 1940.

Autor: Fabio Perlin
Contacto:archivoperlin@gmail.com

domingo, 14 de febrero de 2016

Arq. Alejandro Pedro Guillermo Christophersen / C.A.B.A / Balcarce 548 / Oficinas, depósitos y laboratorio para la firma Dupont & Cia.(1930) / MODIFICADO

Archivo Revista de Arquitectura


En 1868 el comerciante francés Prudencio Dupont representante de especialidades medicinales llega a Buenos Aires.Sus ocupaciones se verían interrumpidas por la terrible epidemia de fiebre amarilla que azotó a la ciudad en 1871, cobrándose casi 15.000 almas.La ayudó a combatir junto a distinguidos profesionales que le valió la Cruz de Hierro que la Municipalidad otorga al mérito.
En 1880 instaló su primera oficina que representaba a afamadas casas francesas de productos de medicina.
Diez años después asocia a su hijo Carlos creando la firma Dupont e Hijo de creciente progreso e innovación.
Antes de fallecer en 1912 le cede la dirección de la empresa a su hijo que la mantuvo con eficacia durante décadas.



Alejandro Christophersen siempre fue un arquitecto refinado y ligado a las más exquisitas arquitecturas.
Ecléctico, supo convinar todos los estilos y crear excelentes obras.Siempre tuvo recelo por las nuevas arquitecturas modernas y desprovistas de ornamentación que criticó desde algunos escritos.
Pero como todo en la vida sigue su curso, también las opiniones cambian.
Podriamos decir que en los últimos diez años de su vida profesional trató de no estar tan enemistado con esos estilos (llamesé Art Decó y Racionalismo) llegando incluso a adoptarlos sólo superficialmente en un par de obras.
Esta es una de ellas, la otra sería el edificio de la Transradio, construído en 1940, en la Avenida Corrientes y  San Martín.
Claro que en este caso es una construcción de estilo fabril..
Christophersen la retiró unos metros de la línea de edificación y utilizó grandes aberturas para su fachada lisa, pero como si le costara dejarla casi desnuda, le adosó unas pilastras y un cornisamiento casi barroco, que hoy son casi imperceptibles.
En su interior hay grandes espacios separados por vanos de hierro y vidrio.
Una reja artística con pilares de mampostería finaliza la obra, lo que quizás confirme que pudo ser más ornamentada.
En la actualidad pertenece a una empresa automotriz.

Foto:Werner Schumacher (1937)-
Colección:Diran Sirininan
Dupont & Cia.Obreras sección envases

Nota en la Revista de Arquitectura con el error en su dirección.

No hay comentarios: