Este blog está dedicado al relevamiento de la obra completa del arquitecto de origen noruego Alejandro Christophersen perteneciente a una red de blogs patrimoniales que abarcan el período desde 1880 a 1940.

Autor: Fabio Perlin
Contacto:archivoperlin@gmail.com

domingo, 30 de junio de 2013

Alejandro Pedro Guillermo Christophersen / C.A.B.A / Viamonte 1435/43/53 / Residencia para los Drs.José Antonio Viale, Marco Manuel Avellaneda y Nicolás Abraham Avellaneda (1902) / PARCELADA Y DEMOLIDA

Revista Técnica (1902)

Bien sabida es la vinculación del arquitecto Alejandro Christophersen con las familias aristocráticas atraves de sus obras, de hecho formaba parte de ese núcleo privado que lo catapultó en reconocimiento a su delicadeza y buen gusto en su trabajo, a ser considerado de por vida, un arquitecto de la elite porteña.
Esta obra es un ejemplo de esas relaciones, pero también una rareza dentro de su producción.
Los hermanos Marco Manuel y Nicolás Abraham Avellaneda y Nóbrega eran hijos del ex Presidente de la República, Nicolás Avellaneda y Silva y de la filántropa y benefactora, Carmen Nóbrega Miguens.
Ambos tuvieron el pesado privilegio de llevar los mismos nombres que sus antecesores, vinculados muy directamente con la historia argentina.
El primero, de su abuelo,"El Mártir de Metán", letrado, periodista y un fuerte opositor a Rosas.En la ciudad de San Miguel de Tucumán fue gobernador siendo uno de los principales promotores de la "Liga del Norte", lo que le valió, luego de la derrota de Famaillá, ser capturado y condenado a muerte..Fue ejecutado el 30 de Octubre de 1841 en Metán y su cabeza cortada y expuesta en una pica en la plaza pública para escarmiento de los rebeldes.Tenía 28 años.
El segundo, Nicolás, como su padre el presidente, que fuera ministro de Adolfo Alsina y Sarmiento llegando a la primera magistratura entre 1874 y 1880, dandole un crecimiento escencial a los ferrocarriles y logrando la Federalización de Buenos Aires.
Marco Manuel Avellaneda había nacido el 2 de Julio de 1868, se mantuvo soltero y y ejerció su profesión de abogado editando varios libros.
En cambio su hermano, Nicolás Abraham, también abogado, y con una gran cantidad de escritos en su haber, se casó en 1898 con una hija del poderoso empresario Don Ramón Santamarina, Maria Santamarina Irazusta, que le dió la cantidad de nueve hijos, algunos de los cuales murieron infantes o jóvenes.
El Dr.José Antonio Viale Montiel, doctor en jurisprudencia con varios años de profesión, se vincula a esta familia através de su casamiento en 1881 con Maria Dolores Mónica Avellaneda Nóbrega, la hermana mayor, con la que tuvo cuatro hijos.Algunas publicaciones señalan que fueron sólo dos, aunque figuran en el censo de 1895.
Es de suponer que la relación entre ellos era más que saludable, ya que mandar a proyectar en un amplio terreno sus tres viviendas particulares.
En realidad ahora veremos verdaderamente el porqué de esa decisión en conjunto.


Mapa Interactivo (1940)   

La aclaratoria testamentaria de Doña Carmen Nóbrega

La sucesión obrante en el Archivo General de la Nación (1), afirma que Doña Carmen Nóbrega Miguens de Avellaneda, falleció el 18 de Febrero de 1899 de carcinoma renal en la casa familiar de Arenales 1037/45.
Meses después comparecen sus nueve hijos a la apertura de la testamentaria.
No es en este caso una detallada enumeración de los bienes familiares, sino sólo decir que figuran una veintena de propiedades urbanas y otras tantas rurales de gran valor, acciones de la Compania Primitiva de Gas, dinero en el Banco Nacional y deudas que el Gobierno debía al ex Presidente Nicolás Avellaneda.
Pero lo concreto y lo principal para entender un poco más esta pequeña historia, es que dentro de los numerosos bienes adquiridos con anterioridad se encuentran los solares de la calle Viamonte 1435/39/43/53/65/75, seguramente de edificaciones precarias y en arrendamiento.
En este terreno, más extenso del que venimos historiando, de 50 mts.de frente al Sud y casi 70 mts. de fondo, figuran en condominio algunos de los hermanos que luego edificaron sus viviendas.Así es como este documento confirma la existencia de un solar más grande y los Avellaneda que lo recibieron en herencia.
Estos son; Maria de los Dolores Mónica unida a José Antonio Viale, Marcos Manuel y Nicolás Abraham con Maria Santamarina, solar que va desde el 1435/43/53 que comparten y nos ocupa.
Pero dos predios más son los que quedan; Viamonte 1461/65 y 1471/75 que serían para Maria Mercedes Avellaneda prontamente casada con el jurista e historiador, Antonio Dellepiane, a quienes tengo domiciliados con casa nueva también a la altura del 1400, lo que hace posible que sea alguno de estos terrenos, seguramente el que corresponde a la altura del 1461/65.
El proyectista de la misma fue también el arquitecto Alejandro Christophersen.
Juliana Catalina quedó soltera y vivió con su hermano Marco Manuel, lo que la descarta de alguna propiedad edificada, y por último, Eduardo León Carlos Avellaneda, casado en 1908 con Maria Esther Cabal Molinas, sin descendencia, siendo el único de los Avellaneda que abrazó la carrera militar, retirándose en 1918 con el grado de Mayor de Caballería.
Desconocemos si el solar del 1471/75 fue ocupado.



La obra de Christophersen

Los comitentes si bien figuran en la ficha de socio de la Sociedad Central de Arquitectos completada por puño y letra por Alejandro Christophersen donde hace referencia a sus obras construídas no remiten sin embargo a los lugares donde fueron edificadas, sólo alude a los nombres y apellidos de los propietarios, lo que hace más difícil rastrear el total de sus obras.
Los nombres dentro de la larga lista, están seguidos el uno del otro separados por comas, por ejemplo; Dr.José A.Viale, Dr.M.de Avellaneda, Dr.N.de Avellaneda, etc, lo que hace pensar que son obras individuales y para cada uno de ellos.Pero no es así en este caso.
Esta maravilla, rara, misteriosa, soberbia, alejada de las formas de edificar del arquitecto, es lo que también la convierten en una obra única.El eclecticismo de Christophersen es bien conocido dentro de su producción, donde logró plasmar elementos de otros estilos edificando exquisitas obras.
Pero aquí el planteo es bien distinto.
No sólo proyectó en un ancho y largo terreno tres casas independientes, sino que lo diseñó en un estilo predominantemente Art Nouveau.
Tres portones individuales de rejas artísticas con pilares de mampostería separan ampliamente, mediante un jardín al frente, el comienzo de las viviendas.
Es asimétrica, donde se diferencian muy bien entre sí, proyectada en piano nobile (planta elevada), con subsuelo, dos plantas y terraza.Contiene volúmenes saledizos en donde se ubican las puertas de entrada principales.Las de servicio son independientes, fuera de la casa y retiradas unos metros de ésta.
Comenzando desde la izquierda se accede por una escalera traspasando una abertura sin puerta que ostenta una marquesina y sobre ésta una ventana oval que permite la entrada de luz hacia la galeria elevada con un gran vitreaux por su lateral y un balcón pequeño.
En el primer piso otro balcón y una terracita individual, esto pertenece al módulo saliente, mientras que retirado se ubica el vistoso ventanal correspondiente al  comedor y otro balcón superior que remite a las habitaciones.Una línea divisoria evidente marca el final de la casa que perteneció al Dr.Nicolás Abraham Avellaneda y su numerosa familia.
El resto de las dos casas vuelven a presentar las mismas aberturas, marquesinas y balcones que intercalan con la herrería y ornatos de mampostería, sólo se alteran las distribuciones en la fachada a partir del cuerpo externo de cinco lados con una sola abertura en el piso alto y otra hacia un costado en planta baja.
Las puertas de entrada de ambas casas están apareadas, una de ellas, la única, tiene puerta a partir de los cuatro peldaños de acceso y figura con el número 1443, hogar de Marco Manuel Avellaneda y dos de sus hermanos solteros.La siguiente pertenece al 1435  para los Viale Avellaneda.
Cierra la composición un cornisamiento irregular marcado por los volúmenes saledizos, ménsulas y baranda lisa que se intercalan con aberturas ornamentadas que presenta la terraza.
Por su contrafrente que también tenía su formidable fachada interna, las tres viviendas comparten un extenso parque arbolado para el esparcimiento de las familias.Podemos afirmar que la fecha de construcciòn es 1902, auge de los petits hoteles por toda la ciudad.
Christophersen proyectó gran cantidad de ellos y éste entra en esa modalidad y estilo, sólo que ha sido diseñado en conjunto, aunque bien diferenciados, compartiendo un mismo frente.


Marco Manuel y Nicolás Abraham Avellaneda


El último salón de Buenos Aires

La calle Viamonte al 1400 dentro de la primera década del siglo XX  fue ganando en importancia  debido a los distintos estilos arquitectónicos preponderantes, la cercanía de la Plaza Lavalle y la sombra volumétrica del Palacio de Justicia.
La casa compartida fue escenario durante muchos años de visitas ilustres, tertulias culturales y personajes políticos.En el 1443, hogar de Marco Manuel Avellaneda, vivían además sus hermanos solteros, Juliana y Martín, su secretario personal y dos personas para el servicio.En la plenitud de su vida se dedicó a su profesión de abogado, se había graduado de doctor en jurisprudencia en 1892, donde sus puntos de vista fueron plasmados en varios libros.Militó en política donde se lo eligió Diputado Nacional en dos períodos.
Fue profesor de la Cátedra de Economía en la Facultad de Derecho, llegó a ejercer como secretario de los presidentes Luis Saenz Peña y Carlos Pellegrini.Fue nombrado primer Embajador Argentino en Europa, en este caso España, que era representado por el Rey Alfonso XIII, desempeñando el cargo de Ministro Plenipotenciario desde 1913 a 1918, avalado por el Soberano al que lo llegó a unir una gran amistad de respeto y admiración mutua.
Quedó completamente ciego a los 47 años.
Desde ese momento vivió una vida casi recluida en su casa, pero que a pesar de su ceguera siempre era afecto a recibir a sus amistades donde los más asiduos concurrentes tenían asignados sus lugares alrededor de él para facilitarle la charla y poder saber la ubicación de su interlocutor.
Las casas contiguas de sus hermanos, cuñados y sobrinos, fueron en menor medida lugares de reunión, sin por ello desmerecer los personajes que allí desfilaron.
Nicolás Abraham Avellaneda se recibió de abogado con Diploma de Honor en 1895.Fue Diputado Nacional, Legislador, miembro del Colegio Electoral, Académico, Profesor de Historia y Geografía en colegios nacionales y miembro del Jockey Club.
Quedó viudo en 1922, su esposa Maria Santamarina había muerto a los 46 años dejando huérfanos hijos adolescentes, pero infantes en su gran mayoría que ayudarían a criar las tías Avellaneda y las institutrices.
José Antonio Viale, recibido en 1876 de doctor en jurisprudencia en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, recibía a sus amistades que su profesión le dio y otros círculos que frecuentaba, que en todo caso resultaban también conocidos de sus cuñados.
Pero aunque en una misma escenografía actuaran distintos personajes, el telón siempre se alzaba en el número 1443, refugio de Marco Manuel, que tanto en el inmenso jardín del fondo, bajo el ombú centenario en verano, como en su amplio escritorio del primer piso decorado con todo el moblaje que había pertenecido a su padre, se harían conocidas sus famosas e interminables tertulias.
Era común encontrar en su casa a amigos como Miguel Cané, Joaquín V.Gonzalez,  Ernesto Bosch, César Viale, Ramón Cárcano, Octavio Pico, , Vicente Gallo, Rafael Herrera Vegas u hombres importantes de España como Ortega y Gasset, Vicente Blasco Ibañez o Azorín.
Visitaron la casa también los ex Presidentes, Hipólito Yrigoyen, Marcelo T.de Alvear, José Félix Uriburu, Agustín P.Justo y Ramón Castillo.
Murió el 11 de Diciembre de 1937 en brazos de uno de sus sobrinos. (2)
Como anécdota llamativa diremos que sus restos están depositados en la tumba de su padre, este hecho insólito, ya que el mausoleo es Monumento Histórico Nacional, surge de las desavenencias de no poder acceder a ser colocados en su momento en la bóveda familiar, entonces el Presidente Gral.Agustín P.Justo por decreto, permite que sean enterrados provisoriamente por 15 días en el sepulcro paterno.
Los años pasaron y nunca se solucionó el tema de su traslado, resultando ser el único hijo que descansa junto a sus padres.

Mapa interactivo (1978)


Parcelamiento y desaparición total

A partir de mediados de la década del '30 y dentro de un período de diez años, los propietarios y sus esposas fueron falleciendo, sus hijos entonces pasaban paulatinamente a hacerse cargo de las viviendas que para esa época estaba encajonada por altos edificios.
Este sería sólo el comienzo de una mutilación progresiva que iría desmembrando la obra conjunta del arquitecto Christophersen.
Atraves de los años, durante casi seis décadas la propiedad sobrevivió también a su entorno, que cada vez más la asfixiaba y ocultaba su belleza.
Par los primeros años de los '60 la parte proporcional del predio perteneciente al Dr.Nicolás Abraham Avellaneda y su numerosa familia que corresponde a Viamonte 1453 fue demolida, en su solar se levantó un edificio de 10 pisos y aunque angosto, debido a la profundidad del terreno, pudo ser edificado en tres cuerpos con una totalidad de 70 departamentos.
Es raro que no se haya conservado, si bien habían pasado muchos años, ya que Nicolás Abraham murió en 1945, pero la particulariad era que algunos de sus hijos ya casados vivían en la calle Córdoba 1450 y los fondos comunicaban ambas casas.Una decisión familiar cuestionable, ya que era una obra conjunta la que iba a ser parcelada.Fue el principio del fin
El segundo parcelamiento se realizó en la casa de los Viale Avellaneda, Viamonte 1435.
El. Dr.José Antonio Viale muere en 1935 y su mujer cinco años más tarde, probablemente algunos de sus hijos la conservaron hasta casi finales de los '70 cuando fue derribada conjuntamente con otra propiedad ajena sobre la calle Uruguay donde se conectan sus fondos formando así una "L" que rodea al imponente edificio de aspecto a un "lujoso hotel estilo Luis XVI", proyectado en 1923 por el estudio de los arquitectos Calvo, Jacobs y Giménez, diseñado primitivamente para el Sanatorio Podestá.
Desde largos años actúa como sede de los Juzgados Nacionales, donde se liberaron los terrenos demolidos para estacionamiento privado de los letrados.
Hoy en día se encuentra tapiado y en obra, posiblemente para una ampliación.
Increíblemente el hogar de Viamonte 1443, que fuera centro de reuniones culturales, políticas y sociales, llegó herida de muerte y condenada a no subsistír.
Marco Manuel Avellaneda fue el primero de los hermanos en fallecer en 1937.
Haciéndose eco de las conocidas tertulias organizadas en su casa, el Dr.Pedro Ledesma al hablar en su entierro manifestó: "Desaparece el último salón de Buenos Aires, cerrándose con el también, el ciclo patricio de la Nación".(3)
Sin embargo la casa sobrevivió muchísimos años a su dueño y lo más probable es que la hayan heredado sus sobrinos.
El último vestigio de una obra aún mayor que fue brutalmente intervenida a lo largo de los años, caía bajo la piqueta  a principios de los '90, liberándose así de males mayores y repetidas humillaciones.
Posteriormente el solar fue despejado para estacionamiento desde donde todavía puede observarse, sobre el segundo cuerpo del edficio lindero, la silueta de lo que alguna vez existió.


No es la primera vez que tengo el lamentable proceso  de seguír la degradación de una obra exquisita, proyectada por algún profesional de gran calidad y altura, que fue masacrada sin ningún respeto por la verdadera belleza arquitectónica.
Ésta por desgracia, ahora sólo pasa a engrosar una interminable lista de obras únicas e irrepetibles.
A veces pienso, aunque no lo comparto, que sería menos penoso derribarla en un sólo paso a exponerla a una larga e interminable agonía que no hace más que afirmar el total desinterés que existe por el patrimonio de todos los argentinos.

(1) A.G.N-Sucesiones
Nº 7258-Carmen Nóbrega-1899
(2) Julio Avellaneda
Se fueron
Emecé-1991
(3) Julio Avellaneda 
(op.cit)     

1 comentario:

Agustin dijo...

Noo esto es increible... nadie creeria que esas casas con jardincito estaban en pleno centro! En pleno Tribunales